top of page
Buscar
  • Eduardo Sanchis

Pero, ¿dónde está mi contenedor?

La eterna pregunta que se plantean tanto el exportador como el importador. Algo tan sencillo y tan complejo a la vez en el mundo logístico portuario.

Con una logística "tensa" por las exigencias en reducciones de costos de stocks, y necesidad de diferenciarse con un servicio al cliente de calidad por parte del fabricante, parece necesario conocer en todo momento donde está la mercancía que se ha enviado. Y no solo por ofrecer un servicio excelente, sino por saber si se cumplirá el plazo de entrega indicado para no comprometer una cadena de montaje, la instalación de esos componentes en un proyecto con penalizaciones en sus hitos, o que su mezcla no desvirtúe su fecha de caducidad, resulta crucial.


Y la respuesta siempre es la misma: voy a llamar por teléfono o enviaré un correo para que alguien me diga algo. Y mañana volveré a insistir porque lo están averiguando. Mientras tanto, si he sido precavido, tengo que seguir pensando en que "el colchón" de tiempo que me había guardado sea suficiente. No puedo tomar ninguna decisión al respecto.


Hoy en día existen multitud de plataformas, servicios, información al respecto que nos puede ayudar a monitorizar los eventos que van sucediendo en el tránsito de los contenedores. Eso nos permite tener un mayor grado de certeza a medida que se acercan los plazos de entrega o bien enterarnos lo antes posible de posibles incidencias y tomar decisiones al respecto. Si además somos capaces de integrarlas en nuestros sistemas de gestión, los planes de contingencias nos saldrán solos!!


Aunque siempre puede encallar un buque en el canal de Suez...





7 visualizaciones0 comentarios
bottom of page